Noticia.

Nuevos retos para viejos ritos

29 agosto, 2016 - General

Ramón-Santamaría--------------01-Tercera-edad

Si algo se encuentra aferrado a nuestra genética es el paso de un ciclo a otro. Aunque siempre suele decirse que cada año es único, que hay que recordarlo y sobre todo intentar disfrutar de cada instante, la próxima Vijanera será muy especial por varios motivos. Por fin podremos apartar una de nuestras coplas más antiguas reclamando un espacio con mejores condiciones, algo que el grupo de Vijaneros viene reclamando desde hace décadas. Muchos recuerdos están surgiendo estos días al ver el lugar en el que hemos aprendido a querer el rito va a cambiar de aspecto.

Otro de los motivos que van a hacer de la Vijanera 2017 única, es que vamos a unir pasado y futuro de un modo que va a marcar el devenir de muchos de los futuros Vijaneros. Entroncaremos con las Vijaneras de principios del siglo XX asegurando el relevo de  la fiesta en pleno siglo XXI.

El tercero de los motivos que van a marcar los próximos meses es el impulso que desde la Asociación queremos dar al Centro de Interpretación. Para ello asumiremos la gestión realizando diferentes actividades y mostrando en visitas únicas el verdadero valor de la fiesta. La mascarada contada por sus protagonistas es algo que cualquier amante del rito sabrá valorar. Más trajes, nuevos audiovisuales, nuevas máscaras que superarán el centenar… Una serie de alicientes que seguro no defraudarán.

Muchas horas, nuevas ilusiones y sobre todo mucho más trabajo que sin embargo nos permitirá vivir más intensamente el valioso legado que las anteriores generaciones han confiado en nosotros. Aconsejamos ir reservando huecos en las agendas para acercarse (este año al segundo domingo del año al coincidir año nuevo en domingo) hasta este rincón de Iguña y dejarse envolver por un sentimiento único.

La antigua Vijanera sigue más viva que nunca y quizás la clave de su conocimiento a nivel mundial radica en que cada vez piensa más en local. Disfrutar con lo que uno hace respetando al máximo de donde viene hace que nuestra esencia nos haga cada día más fuertes.