Se encuentra en el Valle de Iguña (centro de Cantabria) al borde de la Reserva Natural Saja-Besaya y al pie del Monte Canales

Su privilegiada situación la convierte en el establecimiento turísitco ideal para disfrutar de Cantabria en cualquier época del año.Ubicada en un entorno tranquilo de gran belleza paisajística (hayedos, robledales...).

La cuidada rehabilitación de esta edificación con más de 120 años de antigüedad, respetando lo tradicional utilizando piedra o madera. Les ofrece dos amplios apartamentos rurales (2-4-6 personas) de calidad dotados de todas las comodidades. Destaca la exquisita decoración realizada por su propietaria junto con un trato familiar agradable que harán de su visita a esta región un recuerdo inolvidable.