Archivado en febrero, 2014

Las otras mascaradas de Cantabria (II)

// febrero 16th, 2014 // Comentarios desactivados en Las otras mascaradas de Cantabria (II) // General

Piasca
El próximo sábado día 22 de febrero, Piasca volverá a llenarse de ruido y las cuestas de este pueblo de Liébana volverán a llenarse de Zamarrones corriendo detrás de los críos. Rodeados de un entorno espectacular se trata de una mascarada con gran similitud con el resto de mascaradas cántabras pero que a la vez mantiene una personalidad propia. Podemos identificar dos ritos en uno, por un lado una mascarada pura con trajes amenazadores pero que guardan la pureza del blanco. Por otro, un antruido clásico de los que se celebraban en muchos pueblos de Cantabria (incluido el nuestro). EL Oso también vertebra la celebración en una tierra en la que aún se puede ver a estos plantígrados en libertad.
Desde nuestra asociación estaremos allí para presenciarlo y dar nuestro apoyo. Es importante que las mascaradas cántabras trabajemos para potenciar estos ritos manteniendo siempre la esencia que los ha conservado durante siglos.

Cuando la tradición forma parte de lo social

// febrero 11th, 2014 // Comentarios desactivados en Cuando la tradición forma parte de lo social // General

Guardia-CivilImagen de Neus Verdés

Parece que los tiempos actuales han puesto su mirada sobre ciertos rasgos antropológicos que han sido compartidos por el ser humano desde hace siglos. Dentro del mundo de las mascaradas el traje de «Guardia» o «Militar» es uno de los más extendidos sirviendo de unión entre fiestas cuyos pueblos distan mucho en lo geográfico y en lo social. Posteriormente , la costumbre de representar por un día aquellos pilares del poder establecido trascendió a los carnavales modernos pero siempre con el espíritu transgresor heredado de dichos ritos. De todas formas, dichos personajes seguirán  poniendo «orden» dentro de las mascaradas como la nuestra o gran parte de las asturianas.

 

 

Las otras mascaradas de Cantabria (I)

// febrero 10th, 2014 // Comentarios desactivados en Las otras mascaradas de Cantabria (I) // General

Zamarrones de Piasca

Además de la Vijanera, Cantabria al igual que el resto de la cornisa es muy rica en mascaradas. Aunque con un tronco común, cada una tiene rasgos que la hacen única. El primero y más importante es el entorno, si bien Silió se encuentra en uno de los valles más amplios y mejor comunicados de la comunidad; Polaciones, Piasca, Carabeos o Soba se hallan en puntos más agrestes en los que los accesos ya marcan una barrera natural.

Por otra parte, podemos entrar a analizar la tipología de las vestimentas. Aunque en Silió se muestra la gama más amplia entre «blancos» y «negros» en el resto o bien predominan los primeros como en el caso de Polaciones o Carabeos o se encuentran hibridizados como en el caso de Piasca. También es llamativo que en zonas donde la competencia entre fiestas era mucho mayor la variedad de personajes y simbolismos aumenta exponencialmente. Otra clave es la presencia de animales icónicos como los Osos de Silió y Piasca. Analizando el estrato social encargado de llevarlo a cabo, el envejecimiento de la población hace que los colectivos sean mucho más heterogéneos.

Lo que también es común a todas es el ruido, componente básico que en unas más que otras marca el ritmo e imprime carácter a los ritos. La crítica social es otro factor clave a la hora de comprender las motivaciones que hicieron que en dichos núcleos hayan sobrevivido este tipo de manifestaciones. En algunos casos influyó incluso variando la fecha de celebración hacia épocas en las que dicha sátira estaba mejor vista o incluso hacia estaciones totalmente opuestas como el caso de los Zamarrones de Carabeos. En este sentido el repaso a lo acontecido en los doce meses anteriores en el caso de Silió y Polaciones tiene un protagonismo muy marcado.

Sea como fuere, el mundo de las mascaradas cántabras es para muchos un gran desconocido. Desde la Asociación nos hemos propuesto reivindicarlo para que se valore en justa medida intentando que lo cultural predomine sobre el resto. Una conservación adecuada favorece el interés a largo plazo y lo más importante, la implicación de los colectivos a la hora de recuperar las señas de identidad de su pasado.