Noticia.

La Maya

6 julio, 2014 - General, Video

Como ya hemos mencionado en alguna otra ocasión, si algo hace diferente a Silió son las tradiciones que ha conservado hasta nuestros días. La Vijanera tuvo un parón de más de 40 años pero mientras, otra fiesta que podríamos encuadrar dentro de los mismos ritos estacionales corrió mejor suerte aunque asociada a un Santo Cristiano. Como su nombre indica la Maya originalmente estaba asociada al comienzo de dicho mes y según algunos expertos relacionada con la festividad Celta de Beltane. No se trata de otra cosa que marcar el final de un ciclo y el inicio de otro. Comienza el tiempo en el que la naturaleza pronto comenzará a dar sus frutos y los días serán más largos del año.

Hoy en día sobreviven fiestas de este tipo por todo el continente, especialmente el centro y norte de Europa aunque también muchos núcleos rurales de la península plantan sus Mayos. No obstante, la diferencia principal de las Mayas  Cántabras, especialmente la de Silió por ser la única del continente hecha de 2 robles, es su envergadura superior a la media. Únicamente en el Tirol encontramos los llamados Maybaum generalmente de abeto y que se acercan a los cerca de 30 metros de nuestra Maya.

Fuera de otro tipo de connotaciones e interpretaciones sobre las motivaciones primigenias que llevaron a los antiguos pobladores de estas montañas a realizar este ceremonial, es una muestra de la cultura maderera que mucho tiene que ver con el inmenso robledal del Monte Canales. Se trataba de uno de los principales medios de sustento del grupo social por lo que no extraña que se marcase dicha época del año con dicho acto simbólico. En verano este bosque daba protección y pasto fresco a los ganados mientras que en invierno servía para calentar las casas y ser un material clave en su construcción.

Por tanto, desde la Asociación invitamos a descubrir y profundizar en esta fiesta que para nosotros tiene tanto significado. Son cientos las anécdotas que nuestros mayores nos contaron como las veces que se cayó y se volvió a levantar. Aunque siempre hubo un «maestro de ceremonias», se trata de un momento en el que todo el pueblo trabaja en común en pos de un objetivo, verla pinada y presidiendo la plaza durante cerca de un mes y medio.  El próximo 24 de Julio se volverá a escuchar el Ehhhhhhhhhhh una!!!!!.